¡ W AR A K' A Z O !

¡Warak'azo! es una revista de noticias, artículos periodísticos y literarios que tiene como objetivos, difundir temas de Bolivia, Latinoamérica y del mundo. Al mismo tiempo, dar a conocer las actividades de las organizaciones indígenas.

jueves, octubre 26, 2006

Foro "Propuestas para la Integración Latinoamericana"

Intervención de Tomás Hirsch
Foro Regional Latinoamericano
Quito, 21 de Octubre
2006
Comienzo esta intervención con algunos párrafos del Documento
Humanista.


"Los humanistas somos mujeres y hombres de este siglo, de esta
época. Reconocemos los antecedentes del humanismo histórico y nos
inspiramos en los aportes de las distintas culturas, no solamente de
aquellas que en este momento ocupan un lugar central.

"Los humanistas somos internacionalistas, aspiramos a una Nación
Humana Universal. Comprendemos globalmente al mundo en que vivimos y
actuamos en nuestro medio inmediato. No deseamos un mundo uniforme,
sino múltiple, múltiple en las etnias, lenguas y costumbres.
Múltiple en las localidades, las regiones y las autonomías.
Múltiple en las ideas y aspiraciones, múltiple en las creencias, el
ateismo y la religiosidad, múltiple en el trabajo, múltiple en la
creatividad.

"Los humanistas no quieren amos, no quieren dirigentes ni jefes, ni
nos sentimos representantes ni jefes de nadie.

"Los Humanistas no quieren un Estado centralizado ni un paraestado
que lo reemplace.

"Los Humanistas no quieren ejércitos policíacos ni bandas armadas
que los sustituyan".

Más adelante se agrega

"El Humanismo pone por delante la cuestión del trabajo frente al
gran capital, la cuestión de la democracia real frente a la
democracia formal, la cuestión de la descentralización frente a la
centralización. La cuestión de la antidiscriminación frente a la
discriminación. La cuestión de la libertad frente a la opresión. La
cuestión del sentido de la vida frente a la resignación la
complicidad y el absurdo".

Recomendamos su lectura completa.

La situación de América Latina es un desastre y nada tiene que ver
hoy con las aspiraciones del humanismo. Hoy día la gran mayoría de
los hombres y mujeres de nuestro continente vive una condición
miserable, de maltrato. No solo es la falta absoluta del derecho a
la salud y la educación y a un trabajo digno y a una jubilación
adecuada y a una vivienda y a vivir en una medio ambiente no
contaminado, sino que son perseguidos por sus ideas, por sus
creencias, por su cultura, por sus formas diferentes de enfrentar la
vida.

En esta globalización asfixiante en la cual se concentra todo el
poder político, económico militar en un sólo punto, se intenta
homogenizar las formas de pensar, de actuar y de sentir de las
poblaciones. Es en esta situación de globalización donde nosotros
actuamos y actuamos comprendiendo que hay que avanzar hacia una
nación humana universal y que en este camino hacia la Nación Humana
Universal debemos primero construir grandes proyectos de integración
regional, sin perder nunca de vista que no estamos aspirando
solamente a la constitución de regiones que luego choquen entre sí,
sino a integraciones regionales que luego puedan contribuir unas
con otras para el proyecto que realmente tenemos que es el de esta
nación humana universal.

De que tipo de integración estamos hablando, evidentemente no
hablamos de la integración de las empresas, la integración del
comercio, la integración monetaria, tampoco solamente hablamos,
cuando hablamos de integración, de integración cultural, cuando
hablamos de integración lo decimos en primer lugar planteando que
debe ubicarse al ser humano como valor y preocupación central, y es
teniendo en cuenta este valor fundamental que se construye todo un
proceso de integración. Por cierto una integración de los pueblos, y
por cierto es la integración que pone el acento en garantizar estos
derechos humanos que hoy día han sido arrebatados a los pueblos de
América Latina.
Ya se mencionaban ayer algunos aspectos fundamentales de la
integración:
· La resolución de todos los conflictos históricos entre los
países, la reducción de los presupuestos bélicos, el desarme
proporcional y progresivo en todos los países de la región para
reorientar estos recursos a las necesidades de salud y educación.
· El libre tránsito de las personas.
· La recuperación de los recursos naturales, mineros,
pesqueros, forestales, energéticos.
· La integración energética.
· Los acuerdos de integración económica poniendo el acento en
la micro y pequeña empresa de la región.
· Fortalecer los procesos de democracia real, directa,
plebiscitaria y no solamente esta democracia formal que existe hoy
día en el continente.

Hoy día el humanismo en América Latina entre muchas otras cuestiones
que ve, decimos:

· Que denunciamos el fraude en las elecciones mexicanas y
apoyamos a la resistencia pacífica de su pueblo.
· Que rechazamos la firma forzada de un tratado de libre
comercio en Centroamérica y apoyamos al pueblo de Costa Rica en las
movilizaciones no violentas del día 23 y 24.
· Que rechazamos la ampliación tramposa del canal de Panamá y
apoyamos al pueblo Panameño en su movilización para que estos
recursos se utilicen en las necesidades de salud y educación.
· Los humanistas rechazamos la presencia de bases militares de
Estados Unidos en Paraguay, Ecuador, Honduras como talvez las
existentes en varios otros países del continente.
· Los humanistas apoyamos la iniciativa de integración de
Venezuela, en particular las operaciones Milagro y de Alfabetización
en el continente.
· Los humanistas exigimos la libertad de los 5 prisioneros
políticos cubanos en cárceles de Estados Unidos.
· Los humanistas apoyamos el movimiento estudiantil en Chile
en su lucha por el derecho a la educación.
· Los humanistas de América Latina recogemos con preocupación
las denuncias de nuestros amigos de este país sobre el fraude
electoral que se ha cometido.
· Los humanistas apoyamos a Evo Morales en Bolivia sobre todo
por su asamblea constituyente, la recuperación de los recursos
naturales, de su petróleo, y la búsqueda de los derechos para los
pueblos indígenas.

Hoy día es necesario avanzar hacia la integración de los pueblos y
en este proyecto hacia la integración es necesario ir encontrándonos
con todos aquellos que quieren avanzar en ese camino.

Pero no todos son lo que dicen que son, tenemos muy claro que hoy
día los términos se han ido manipulando y confundiendo y que hoy día
ya no basta con decirse de izquierda para significar que se esta
luchando por los derechos de los pueblos; hay quienes hoy día en el
continente se visten y disfrazan de izquierda justamente para hacer
más digerible y cosméticamente más aceptable el mismo modelo
neoliberal que dicen rechazar.

Desde este punto de vista planteamos nuestro total y absoluto
rechazo al chantaje al que se somete a nuestros pueblos bajo el
concepto del mal menor. Los humanistas nos movemos en la vida
buscando la coherencia, haciendo coincidir lo que pensamos, sentimos
y hacemos, y lo que hacemos en la vida busca siempre construir
sociedades más justas, no buscamos conformarnos ni conformar a nadie
con males menores, buscamos bienes mayores.

Hacemos nuestras las Palabras de Silo en su saludo al Foro de México
donde dice: "ya no se trata de discutir solamente los enmarques
fundamentales de la educación y la cultura para la no violencia, si
no las características de la interculturalidad entre las nuevas
generaciones y las generaciones adultas a las que se reclama un gran
esfuerzo de apertura más allá de la "participación" en las
estructuras partidarias. Este no es un tema estadístico que se
resuelva con cupos o porcentajes de participación de los jóvenes en
la dirección de las estructuras partidarias. El tema es más profundo
que todo eso, por cuanto la participación de las nuevas generaciones
se va reduciendo día a día y las estructuras partidarias no están en
condiciones de afrontar tal problema".

Para los humanistas por sobre todo son las generaciones el motor de
la historia, por tanto apoyamos todas las iniciativas que las nuevas
generaciones están tomando en el continente y nos alegramos y
entusiasmamos cuando vemos que estas nuevas generaciones comienzan a
despertar para abrirle un futuro a nuestro continente
latinoamericano.

Este foro para los humanistas tiene el sentido de encontrarnos, de
reflexionar sobre la situación de América Latina, pero sobre todo es
el intento de construir un proyecto conjunto de acción, no quedarnos
solamente en la reflexión sino que estructurar propuestas de acción;
para eso este foro tiene 20 mesas de trabajo en las cuales aspiramos
que se recojan todas las iniciativas y se traduzcan en una acción,
son muchas las acciones posibles, por cierto hay una que para los
humanistas tiene una gran relevancia, luchar por el desarme y lograr
que Latinoamérica siga siendo un continente libre de todo armamento
nuclear.

Muchas gracias a todos.

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home