¡ W AR A K' A Z O !

¡Warak'azo! es una revista de noticias, artículos periodísticos y literarios que tiene como objetivos, difundir temas de Bolivia, Latinoamérica y del mundo. Al mismo tiempo, dar a conocer las actividades de las organizaciones indígenas.

sábado, octubre 24, 2009

Evo pide más de 70% de votos para consolidar el proceso de cambio

García Linera Vicepresidente de Bolivia

BOLPRESS

García Linera: A la derecha "grosera, sucia e impotente para generar ideas lo que le queda es el escándalo, la suciedad y el espectáculo grotesco"

El candidato del Movimiento al Socialismo (MAS) Evo Morales ganó las elecciones de 2005 con una votación histórica superior al 53%, y ahora aspira a la reelección en los comicios de diciembre de 2009 con más del 70% de votos. Es preciso ganar con dos tercios para controlar el Legislativo y el Ejecutivo y consolidar el proceso de cambio, dice el candidato del MAS.

El Presidente Evo Morales viaja por todo el país entregando obras y dinero e informando sobre los logros de su gobierno. Allí donde va siempre recuerda que la oposición política que controla la Cámara de Senadores "nunca acompañó el proceso" y bloqueó leyes fundamentales demandadas por el pueblo.

Por eso, explica Morales, hay que ganar con más del 70 por ciento de votos para que los movimientos sociales y el pueblo boliviano "tengan el poder en el Ejecutivo y en el Legislativo y se consolide el proceso de cambio".

En las elecciones de diciembre ganará la presidencia el candidato que obtenga el 50% de los votos más uno o si logra 40% y más de 10 puntos de diferencia con respecto al segundo candidato. En las elecciones anteriores se otorgaban dos senadores al partido más votado y un senador al segundo partido. En los comicios de 2009 se elegirán cuatro senadores por departamento por distribución proporcional, lo que significa que el partido ganador podría asegurar cuatro representantes.

"Si tenemos una Asamblea Legislativa Plurinacional con cuatro senadores por departamento y más diputados, ya no será necesario marchar porque los legisladores aprobarán las leyes que sean necesarias para el pueblo", asegura Morales.

El candidato oficialista recalca que su objetivo no es controlar el Congreso para someter a las minorías: "Por más que tuviéramos dos tercios siempre habrá diálogo, siempre tenemos interés de concertar con los distintos sectores, yo aprendí en la lucha sindical que tiene que imperar o mandar razones y no caprichos".

Morales afirma que su único interés es consolidar el proceso de cambio iniciado en su primer mandato. "¿Acaso cuando termine mi gestión como Presidente por cinco años más me voy a ir a mi casa cargado con el cambio?, ¿acaso me voy a llevar al Bono Juancito Pinto o la Renta Dignidad hasta el Chapare para vivir con mi cato de coca? El cambio se quedará para todos los bolivianos y lo que nos toca es consolidarlo. Para eso necesitamos el apoyo de todo el pueblo boliviano".

El Presidente Evo Morales reconoce que la clase media todavía no confía en él y a veces piensa que las instituciones colegiadas de profesionales no le apoyan porque no creen en el proceso. Sin embargo, le reconforta escuchar a algunos sectores empresariales y de la clase media de La Paz que dicen que "el indio nos hace respetar y nos da dignidad".

El mandatario percibe un cambio sustancial en amplios sectores de la clase media que fueron acérrimos opositores y que ahora se suman a las filas del MAS, entre ellos activistas de la ultraderechista Unión Juvenil Cruceñista (UJC). En su criterio, el pueblo sabe que tiene dos caminos: acelerar el proceso de cambio en democracia con el voto o retornar al pasado neoliberal.

Sorprendió a muchos que matones fascistas de la UJC se hayan transformado en aliados masistas. La lección es que "hasta ellos se dan cuenta de que no se puede ir contra la corriente, toda Santa Cruz se está dando cuenta, en sus clases medias, en sus ámbitos empresariales, de que hay que ir con la corriente y no contra la corriente... el proceso de cambio del MAS es un gran río más grande que el Amazonas que baña de azul toda Bolivia, incluida nuestra querida Santa Cruz", celebra el Vicepresidente Alvaro García Linera.

Guerra sucia

El prefecto de Santa Cruz Rubén Costas denunció hace poco que el MAS financia su campaña con dinero del narcotráfico, mientras que el candidato a senador por Convergencia Nacional Carlos Pablo Klinsky comentó que el presidente Hugo Chávez aportó 80 millones de dólares para la campaña de Morales. "Apelamos al pueblo boliviano para que el 6 de diciembre expulsemos a este dictador que nos lleva hacia un camino como el de Venezuela", dijo Klinsky.

El pueblo debe prepararse para un mes y medio de guerra sucia de la derecha "grosera e impotente para generar ideas". "Qué cosas no irán a sacar por ahí, como no tienen ideas, proyecto, liderazgo ni apoyo social lo que les queda es el escándalo, la suciedad, el espectáculo grotesco...", advirtió García Linera.

El Vicepresidente prevé que los candidatos opositores harán "barbaridades inconcebibles para una mente sana" con el fin aparecer en los medios; "se van a parar de cabeza, se van a vestir de payasos, se van a inventar cualquier tipo de novela truculenta, van a montar fotos, pero el pueblo ya está vacunado y nosotros siempre responderemos con ideas pulcras y con un programa de desarrollo".


Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home