¡ W AR A K' A Z O !

¡Warak'azo! es una revista de noticias, artículos periodísticos y literarios que tiene como objetivos, difundir temas de Bolivia, Latinoamérica y del mundo. Al mismo tiempo, dar a conocer las actividades de las organizaciones indígenas.

martes, noviembre 30, 2010

Quintana recuerda sometimiento de otros gobiernos. Cree que aparecerán datos del intento de golpe

Gobierno: Documentos revelan injerencia y espionaje de EEUU

Tras la filtración de documentos reservados de la diplomacia norteamericana por el portal WikiLeaks, el Gobierno boliviano consideró ayer que la revelación ratifica las denuncias de injerencia y espionaje de EEUU en los países, a través de sus embajadas.

El domingo, la página digital WikiLeaks reveló una colección de más de 250.000 mensajes privados de comentarios e informes elaborados presuntamente por funcionarios estadounidenses desde sus embajadas.

Cinco medios de información masiva internacional fueron escogidos para la difusión de estos contenidos: El País (España), The Guardian (Gran Bretaña), The New York Times (EEUU), Le Monde (Francia) y a la revista Der Spiegel (Alemania).

El diario The Guardian publicó que entre los cables liberados desde el sitio WikiLeaks, a la embajada norteamericana en La Paz (Bolivia) corresponden unos 1.299, indica el sitio web www.guardian.co.uk.

Según el portal Wikipedia, un wiki (o una wiki; del hawaiano wiki, “rápido”) es como un sitio web cuyas páginas pueden ser editadas por múltiples voluntarios a través del navegador web. En el caso de WikiLeaks, (WikiFiltraciones o WikiFugas en inglés) es un sitio web que publica informes anónimos y documentos filtrados con contenido sensible en materia religiosa, corporativa o gubernamental, preservando el anonimato de sus fuentes.

En ese contexto, en Bolivia, el portavoz presidencial Iván Canelas sostuvo que “esto es lo de siempre, no es novedad, sabemos que siempre hubo (en el pasado, injerencia de EEUU en el país)”.

Recordó la injerencia norteamericana con la presencia de militares estadounidenses en el trópico de Cochabamba, a título de lucha contra el narcotráfico, o en situaciones de intromisión política “ejerciendo presión para la designación de autoridades”.

“No es una novedad, lo que hay que conocer es, obviamente, el detalle de lo que dicen esos documentos confidenciales”, señaló. Recordó que cuando Juan Ramón Quintana era ministro de la Presidencia se denunció la presencia de una oficina norteamericana de Inteligencia en las instalaciones del Palacio de Gobierno.

REVELACIONES DE QUINTANA

Por su parte, el ex ministro Quintana (ahora presidente de la Agencia para el Desarrollo de las Macrorregiones y Zonas Fronterizas, Ademaf), comentó en radio Erbol que hubo tiempos en que los gobernadores neoliberales fungieron como “pongos políticos de la Embajada norteamericana”.

Explicó que los procesos de capitalización, de las políticas represivas contra los movimientos sociales, fueron definidos entre las cuatro paredes de la Embajada de EEUU.

“Los gobiernos neoliberales prácticamente cumplían a pie puntillas lo que decía el Embajador, y no era casual que cualquier embajador norteamericano disfrazara a nuestros funcionarios de gobierno para llevarlos al 4 de julio a celebrar el Día de la Independencia de los EEUU. Así, nuestros funcionarios se convirtieron en parte de la maquinaria vigente de los EEUU”, señaló.

“Afortunadamente —agregó— esto se está revelando hoy día porque la denuncia del señor Presidente (Evo Morales) y la resistencia de nuestras organizaciones sociales actúa efectivamente para podernos liberar de ese poder hegemónico”.

Para Quintana, los ex embajadores norteamericanos Phillip Goldberg y Manuel Rocha tuvieron tareas de injerencia y control en el país.

A Rocha —dijo— le tocó aplacar al presidente Evo Morales en plena campaña electoral, pero “afortunadamente no cuajó eso en la conciencia del pueblo boliviano, que se reveló ante esa intromisión de la política”.

En este momento histórico “se criminalizó y satanizó a los sectores sociales, principalmente al movimiento cocalero y se trató de anular a Evo”.

En el caso de Goldberg —señaló—, cumplía los mandatos de las agencias de seguridad de la CIA y de la DEA, “con la intención de derribar el gobierno”. “Créanme, más tarde que temprano los documentos van a salir a luz y Goldberg tendrá que explicar sus articulaciones políticas con los comités cívicos, con gobernadores del país (...) Seguramente transmitió informes de cómo articulaba la resistencia del golpe cívico prefectural en el país”.

SEPARATISMO Y MISILES


Para Quintana, aún se deben esperar informes respecto a la actividad terrorista-separatista de 2009. “Hoy día nos estamos dando cuenta, afortunadamente, que todo esto que ocurrió en el país hace unos cuantos años, el complot, el golpe cívico prefectural, los actos de terrorismo, tienen nombre y apellido, y el pueblo boliviano es consciente de eso”.

En el caso misiles, Quintana dijo no hay duda del conocimiento que tuvo Tomas Shannon (secretario de Estado Adjunto para Asuntos de América) sobre el operativo y la participación del general Marcelo Antezana, hoy senador por el PPB.

Antezana cometió traición a la patria y debe someterse al juicio de responsabilidades, afirmó. “Simplemente hay que jalarle un poco más la lengua a Greenlee y preguntarle cuánta platita le pagó al general Antezana, y a Antezana cuánta plata recibió para entregar nuestros misiles”, señaló.


Copa: Usaid fue pilar de persecuciones y seguimientos

La ministra de Justicia, Nilda Copa, ratificó ayer que la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) encabezó las tareas de espionaje del país del norte en Bolivia, según la Red Erbol.

Copa aseveró que Usaid cumplía una tarea de espionaje por medio de programas sociales que le permitían estar cerca al Estado. Destacó que el presidente Evo Morales frenó esa injerencia con la expulsión del ex embajador Phillip Goldberg. “Usaid ha sido el pilar fundamental, eso está completamente claro, hasta que nuestro presidente Evo Morales ha decidido expulsar al embajador Goldberg y se ha (parado) esa contundente persecución al pueblo boliviano, como es el espionaje”, dijo.

El senador Eugenio Rojas consideró “repudiable” la política de injerencia de EEUU. “De Bolivia varios deben estar seguidos, y sabemos que el 2003, el 2004, seguían a otros líderes que en ese momento eran parte de los movimientos sociales”. Mientras que el senador David Sánchez opinó que esto pone en evidencia que “el país que se tilda de demócrata viola la democracia y atenta contra la soberanía de los pueblos”. Para el senador Fidel Surco (MAS), el descubrimiento de los archivos “es preocupante”, pero pese a esa conspiración “no vamos a renunciar al proceso democrático de cambio”.

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home