¡ W AR A K' A Z O !

¡Warak'azo! es una revista de noticias, artículos periodísticos y literarios que tiene como objetivos, difundir temas de Bolivia, Latinoamérica y del mundo. Al mismo tiempo, dar a conocer las actividades de las organizaciones indígenas.

sábado, junio 19, 2010

La guerra secreta contra Bolivia

Fortunato Esquivel
ALAI AMLATINA

A principios de este mes, el presidente Evo Morales, volvió a denunciar a la Agencia para el Desarrollo Internacional de Estados Unidos (USAID) y tras acusarla de infiltrarse en los movimientos sociales para provocar conflictos al Gobierno tendentes a su desestabilización, advirtió sobre su expulsión de persistir en esos afanes.

Tarea imposible para Morales. USAID jamás se moderará. Ésta es una entidad, parte del dominio que ejerce el imperialismo estadounidense en América Latina, Africa y Asia. Es engranaje de una elaborada estrategia del capital monopólico destinado a cooperar en el incremento de los intereses del imperio.

Esta maquinaria fue montada después de la segunda guerra mundial y está constituida por USAID, Alianza para el Progreso (CIAP), sustituida luego por la Fundación Interamericana (IAF), el Banco de Importaciones y Exportaciones (Eximbank), Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Fondo Monetario Internacional (FMI), Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento o Banco Mundial (BM), Organización para el Fomento de Inversiones en América Latina (Adela) y sus otros brazos financieros.

USAID inició actividades bajo el gobierno de Harry S. Truman en 1946 y desde entonces ha distribuido más de 200.000 millones de dólares en “ayudas” militares y económicas a los países donde ejerce su dominio en protección de sus intereses. ¿Cuánto le debe Bolivia a este organismo?, es un dato que se debe conocer.

USAID, utiliza por lo menos cuatro tipos de programas y ellos son: Préstamos para el Desarrollo, Programas de Ayuda Técnica, Fondos para Emergencias y el Programa de Apoyo Militar-Político. Este último es parte de un vasto aparato de espionaje e intervención estadounidense.

El Programa de Apoyo Militar-Político es la razón de su existencia, pues está destinado a frenar y destruir los movimientos revolucionarios en América Latina y para ello tiene elaborado un manual represivo confidencial, que en Bolivia fue revelado por el desaparecido periódico “Hoy” en su edición del 23 de noviembre de 1978.

USAID actúa de manera directa entre la agencia y el Gobierno del país donde actúa y de manera indirecta a través de las empresas monopólicas, siguiendo objetivos económico-políticos prefijados. Este organismo dispone de dinero para los inversores yanquis. Incluso invierte directamente para lograr influencia.

El pedido de moderación que hizo el presidente Morales no se cumplirá nunca porque USAID fue organizada para eso, para conspirar y derrocar gobiernos revolucionarios y ahora tendrá más ayuda pues el Presidente Barak Obama, acaba de aprobar nuevos programas de “guerra secreta” y “operaciones especiales” a nivel mundial. Bolivia y Venezuela se encuentran en la mira.


Obama peor que Bush

Una investigación publicada por el periódico Washington Post, señala que Barak Obama acaba de autorizar la expansión de la guerra secreta contra grupos radicales, incrementando el presupuesto necesario.

De acuerdo con el Post, las operaciones especiales se realizan en 75 países con el concurso de 13.000 efectivos militares y civiles, expertos en operaciones de inteligencia, guerra psicológica, asesinato selectivo, misiones de entrenamiento, acciones clandestinas y otros.

La periodista venezolana-estadounidense Eva Golinger señala en uno de sus recientes artículos que el investigador Jeremy Scahill descubrió que el Gobierno de Barak Obama envió equipos de élite de fuerzas especiales, bajo el Comando de Operaciones Especiales Conjuntas a Irán, Georgia, Ucrania, pero también a Bolivia, Paraguay, Ecuador y Perú.

El canciller Choquehuanca, negocia la reapertura de relaciones diplomáticas con Estados Unidos, pero como se puede comprobar, ni el Gobierno de Obama ni USAID cambiarán sus políticas. En esas condiciones, ¿no sería mejor postergar una embajada de Estados Unidos en Bolivia?

Planes estadounidenses para desestabilizar gobiernos existen en numerosos lugares. Están preparados y Washington sólo espera el momento para activarlos. El artículo de Golinger, hace referencia a un alto militar del Pentágono, quien afirmó que Obama está permitiendo muchas acciones, estrategias y operaciones que no fueron autorizadas durante George W. Bush.

Más plata para desestabilizar

Habrá dinero de sobra para conspirar y financiar a organismos como “La Torre” en nuestro país que hace dos años casi tumban a Morales con un alzamiento gamonal que por entonces se denominó el “golpe cívico-prefectural”, coordinado por el entonces embajador Philip Goldberg, expulsado oportunamente.

Obama acaba de solicitar un aumento del 5,7% destinado al presupuesto para Operaciones Especiales del año 2011. Pidió 6.300 millones de dólares, además de 3.500 millones adicionales para operaciones clandestinas de contingencia. Para 2011, el total del presupuesto de defensa llega a 872.000 millones de dólares, con 75.000 millones sólo para la comunidad de inteligencia. Dinero hay de sobra.

Al comenzar el año 2009, el Presidente Obama firmó la “Doctrina de Guerra Irregular”, priorizándola sobre la guerra convencional. En ésta el campo de batalla no tiene límites, pues las tácticas y estrategias no son tradicionales. La subversión, el uso de fuerzas especiales para operaciones clandestinas, son las principales técnicas para desestabilizar al adversario “desde dentro”.

Para llevar a cabo estas tareas, agencias como USAID, la National Endowment for Democracy (NED) y Freedom House servirán para canalizar dineros a los actores que se promueven desde Washington. La “sociedad civil” y los movimientos sociales se infiltran en los países donde se supone que los intereses imperiales pueden ser afectados.

Golinger dice en su artículo que una fuente de las fuerzas especiales estadounidenses comentó: “Ya no tenemos que trabajar desde las embajadas ni tenemos que coordinar con el Departamento de Estado. Podemos operar desde donde queramos”.

Este año Venezuela estuvo a punto de ser clasificada como “Estado terrorista”, pero Washington la sacó de la lista para no perjudicar la venta de petróleo a Estados Unidos. No es raro, pues, que sobre Bolivia estén surgiendo acusaciones de sectores opositores sobre un presunto incremento del narcotráfico. El Gobierno tiene que tomar en cuenta a esos voceros del imperialismo que pretenden promover un cambio de régimen.

Guerra avisada no mata moros, señala el refrán, pero es necesario estar preparados ante las acciones que se llevan a cabo desde las ONG de USAID. El próximo año, tendrán más presupuesto para corromper a los que siempre están dispuestos a venderse.

Fuente: http://alainet.org/active/38923

rCR

lunes, junio 14, 2010

La obsesión ofensiva de la derecha cruceña

Banzer y Pinochette



No se trata de significar que la derecha boliviana, es menos o más obsesiva en la defensa de sus privilegios de clase solamente en alguna parte del país, es decir en el oriente o en el occidente, sino que dentro de sus objetivos de ser y su codicia de explotación, ella sabe donde se generan las riquezas principales de una nación y ahí es donde asientan su comando de acecho, agresión y acumulación.

En Bolivia se dan las características de que en el oriente del país, concretamente en Santa Cruz de la Sierra y hacia el sureste está la ciudad de Tarija en ambos departamentos, hoy por hoy son los principales productores de petróleo y del gas que va especialmente a la exportación y se convierte en una de las principales fuentes de divisas para el País.

Como una escueta ayuda memoria para tratar de comprender las actitudes de la derecha boliviana, heredera del coloniaje español y hoy agente del capitalismo internacional. Recordaremos que Bolivia se independizó aparentemente de España el 6 de agosto del año 1825 y durante gran trecho en su vida republicana nuestro país fue regido por gobiernos de caudillos militares, en contubernio con las oligarquías de la época y en beneficio exclusivo de ambos sectores de poder, cuya diferencia entre ellas no era el factor económico entre conservadores y liberales, sino como dijo un escritor de entonces sólo era “su hora de escuchar la Santa misa”.

En la década del 30 del siglo pasado, como consecuencia del fracaso en la guerra del Chaco contra del Paraguay, conflicto bélico propiciado por dos transnacionales que se disputaban contratos para la explotación petrolera, el país comenzó a cuestionarse y a buscar culpables de ese conflicto, que como toda guerra costo miles de muertos de ambos lados. No quedaron dudas que los principales culpables fueron las clases dominantes civiles y militares, que en obediencia a intereses foráneos no les importó llevar al sacrificio a un pueblo que no tenía las condiciones para asistir a ese conflicto internacional, y que tampoco las tenía el pueblo paraguayo.

Fue una guerra entre hermanos, en igualdad de condiciones de pobreza para complacencia de intereses antinacionales. Este hecho histórico lamentable, sirvió a los bolivianos para darse cuenta de la necesidad de comenzar a forjar la conciencia nacional, en la búsqueda de una respuesta de lo ocurrido en la guerra del Chaco y de la necesidad de cómo mejorar las condiciones, de una Nación sumida en el atraso y la miseria del pueblo que identifica como sus responsables a la rosca minero feudal.

En consecuencia y en medio de esas circunstancias en que se encontraba la Nación se gesta la revolución nacional de abril del año 1952, que fue producto de una insurrección popular armada donde los trabajadores y campesinos tuvieron un rol preponderante en la derrota (de un ejército que siempre estuvo al servicio de la oligarquía minero feudal), especialmente el sector minero y fabril de las ciudades. No fue la primera ni la última vez que una revolución es traicionada o desviada en sus objetivos, por la conducción pequeña burguesa de sus dirigentes y la carencia de una sólida conciencia revolucionaria de las masas.

Sin embargo sería tonto negar los beneficios de esa revolución y su proceso democrático burgués que cumplió con sus postulados propios de una Nación que salía de un conflicto bélico donde las clases comenzaron a reconocerse y especialmente el sector proletario minero se dio cuenta que era necesario luchar para cambiar las condiciones de explotación de una oligarquía minero feudal, que ya no se correspondía con los nuevos tiempos y con el crecimiento de la conciencia nacional, sobre la necesidad de conquistar espacios de mejores condiciones de vida, así como el problema de la tierra y la democracia.

Fue la lucha de los sectores populares a la cabeza del líder de la clase obrera, Juan Lechín Oquendo dirigente de los mineros y conductor de las masas en la revolución de abril quienes obligaron con sus luchas y las armas en mano, que se implante el voto universal, la nacionalización de las minas y la reforma agraria, medidas que nadie podrá negar fueron trascendentales para su época.

El poder económico del país se sustentaba fundamentalmente en la explotación minera como país mono productor, es decir el poder económico se concentraba en el occidente del país, donde la naciente burguesía fomentada por el partido que encabezó la revolución de abril (MNR) y que al final de los años sesenta cuando ya se había entregado completamente a los intereses de los EE.UU. En su afán de un crecimiento rápido de acumulación capitalista, los grupos dominantes del occidente profundizaron el centralismo, olvidándose que Bolivia era más que la ciudad de La Paz cede del gobierno central, surgiendo así movimientos cívicos encabezados por la insipiente burguesía del oriente boliviano (en el Departamento de Santa Cruz), exigiendo el reconocimiento de los demás departamentos y reclamando participar más equitativamente de los ingresos nacionales, luchas intensas que tuvieron sus frutos al conseguir para los departamentos productores el 11 % de regalías de la producción petrolera.

El imperio norteamericano el año 1964, decide que hay que terminar con el gobierno del MNR y las contradicciones internas imperantes en el país y usa como recambio de la situación a uno de sus testaferros del renovado ejército que fuera derrotado por el pueblo el 9 de abril del 52 y que nuevamente ya estaba a su servicio, al Gral. Barrientos, comenzando así lo que se vino a llamar “la revolución restauradora”.

Desde ahí se inicia una nueva era de entrega de nuestras riquezas naturales a la voracidad extranjera, y es el inicio en esta parte del continente con apoyo directo de los norteamericanos de los golpes de estado, por el temor que despertó en las clases dominantes la guerrilla que inicio en el país El inmortal Che Guevara y que fue un impulso para el renacimiento de movimientos de los trabajadores y pueblos en América latina, para luchar en contra de la situación reinante de la época.

En Bolivia mediante un cruento golpe de estado el año 1971 en la ciudad de Santa Cruz, se inicia una dictadura fascista esta vez ya no eran reivindicaciones cívicas, la vieja oligarquía y la burguesía cruceña querían todo el poder y lo consiguieron, con una dictadura que duro 8 años y que fue parte de una serie de masacres y desaparecidos aún hoy en día sin conocerse el paradero de esas víctimas.

La burguesía cruceña a la cabeza del gobierno con uno de sus “hijos”, el dictador General Hugo Banzer Suárez, consiguió fronteras libres para el contrabando de cigarrillos, bebidas espirituosas y todo lo que quiera traer especialmente del Paraguay y el Brasil. Obtuvo créditos a discreción para el desarrollo del campo, que no fueron utilizados para su cometido ni cancelados por sus beneficiarios y que luego por el favor político, fueron condonados por el mismo Banzer por el valor de más de 200 millones de dólares, suma bastante grande para el tamaño de la economía de nuestro país en aquel entonces y hoy mismo. Consiguieron además a titulo de donación de las mejores tierras productivas y en las cantidades que les vino en ganas, que en principio les servía para la especulación de la misma, vendiendo o alquilando a extranjero cuando se inicia el auge petrolero y el inicio de la producción socapada por el mismo gobierno de la cocaína y el respectivo trafico de la misma. El mismo festín se dio esta burguesía con la llegada al poder mediante otro golpe fascista del militar García Meza, el año 1980, que junto a su ministro de gobierno Arce Gómez hoy purgan una condena de 30 años de cárcel por todos sus crímenes cometidos.

Este es el marco contemporáneo (desde el año 1971) en que esta burguesía de Santa Cruz, comienza a acumular los beneficios de las regalías petroleras del 11 %, el narcotráfico se convirtió en una actividad cuasi legal, nunca lo vi personalmente pero hay demasiados testigos que en claro derroche de ostentación en varios locales exclusivos, en algunas mesas había un platillo de droga para sus clientes como una “cortesía de la casa”.

Se sabe y es seguro que los norteamericanos conocen al detalle que el lavado de ingentes cantidades de dinero que provenía del narcotráfico en la época de dictaduras, y luego en los gobiernos neoliberales, era “lavado” principalmente en poner nuevas industrias, empresas agropecuarias e importación de bienes y empresas importadores de vehículos.

Es cierto también que hay una buena parte de esta burguesía cruceña que no participó del lavado de dinero del narcotráfico y que ha forjado su fortuna solamente en la explotación del hombre y en la frecuente evasión de impuestos como un “derecho adquirido” mediante el acostumbrado sistema de la doble contabilidad y además la cotidiana falsificación de planillas de sueldos de sus trabajadores, para evadir los aportes al seguro social, hechos que también son delitos. Si hay alguien que acumuló su fortuna sin recurrir jamás a ninguno de los métodos mencionados arriba, “que tire la primera piedra”.

En la época del neoliberalismo, esta burguesía ya más consolidada al operar a través de logias y a su regalado sabor, las 3 cooperativas de servicios públicos y con la alta producción mecanizada de un pequeño sector de la agricultura para la gran exportación de soya y el crecimiento industrial, en el Departamento de Santa Cruz y las regalías petroleras manejadas a su discreción como producto de la entrega de los recursos naturales a las transnacionales, cuya sedes principales están en esta ciudad. En ese tiempo de dictaduras y neoliberalismo se olvidaron y no necesitaban hablar de autonomías, pues ellos eran los dueños y parte de cada gobierno entreguista que se venía sucediendo y donde ellos siempre impusieron su ley hasta llegar al año 2005, cuando gracias al voto del pueblo boliviano lleva al poder “al indio Morales” como la burguesía lo llaman despectivamente.

De ahí a esta parte es una nueva historia que recién esta ocurriendo, no aceptan que otro dirija los destinos del país, la burguesía tiene en su memoria erróneamente que ellos son los predestinados por “mandato divino” para gozar de los beneficios del trabajo de los demás. Para la burguesía parasitaria y explotadora no avanza la historia ni las sociedades, se resisten a no reconocer que los trabajadores, son la contradicción principal que el capitalismo contiene en su seno como base para su destrucción y para la construcción de una nueva sociedad de iguales. Esa es su gran debilidad, por eso no trepidan en utilizar hasta el crimen para evitar que los pueblos sean dueños de regir sus propios destinos.

Esa es la obsesión fascista de la derecha cruceña que cree que en los Departamentos donde tienen una mayoría circunstancial son de su exclusiva propiedad y en beneficio de toda la derecha boliviana como agentes del capitalismo internacional a la cabeza de los EE.UU., que no quieren aceptar de que sus grandes privilegios a saquear, explotar, entregar riquezas, a regir la vida de los demás, obedecer ciegamente a los norteamericanos y acumular las riquezas productos del trabajo del hombre, evadir impuestos, y no respetar las leyes, ya se les acaba en Bolivia, Venezuela, Ecuador y Nicaragua, por no mencionar todo lo que ya está consolidado y todo lo porvenir como producto de las luchas de los pueblos en rebelión.

Es la misma obsesión desmedida de la derecha boliviana, para no aceptar el mandato popular que tiene el gobierno de Evo Morales, pese a que aún no se les acaba su manera de seguir haciendo sus grandes negociados, gracias a la recuperación de nuestros recursos naturales que significan ingreso considerable de divisas al país y que todavía están siendo canalizadas en gran parte para engordar a esa burguesía parasitaria y antinacional. Pues persisten los mecanismos perversos del capitalismo en el manejo de las finanzas a través de una banca especulativa, de un sistema de contratación de grandes obras que aun no tienen el respectivo control obrero y por que además gran parte de las finanzas del país siguen siendo manejadas por burócratas como herencia de gobiernos neoliberales y que tienen gran peso en el alto gobierno que con su “sapiencia ” y “sus sabios consejos”, consigue convencer al ejecutivo para no aceptar las exigencias salariales de los trabajadores, “para no perturbar el presupuesto de las inversiones y el desajuste de la macro economía nacional”, una receta típica Fondo monetarista, que olvida que el pan de cada día para el pueblo está inscrito en lo que se llama, la “micro economía de subsistencia nacional ” y eso es prioritario y debe estar siempre por encima de cualquier proyecto desarrollista, cuando se trata de un gobierno respaldado ampliamente por los sectores más vulnerables en su economía del país.

Así como la lucha del pueblo los trabajadores organizados y luego en el año 1952 aglutinados en la Central Obrera Boliviana, con su vanguardia los mineros, fabriles, constructores, petroleros campesinos y demás sectores laborales y revolucionarios en general, lucharon en contra de la rosca minero feudal, y luego en las calles para derrotar a las dictaduras fascistas, apoyadas por los EE.UU. y además lograron revertir la larga noche del neoliberalismo entreguista y privatizador; demuestra una vez más que el pueblo organizado y consciente es capaz de vencer todos los intentos de la derecha, sus aliados extranjeros y los incrustados de la quinta columna en el gobierno nacional, por retornar al pasado de entreguismo e indignidad nacional. El presente es de lucha de unidad y solidaridad latinoamericana en contra de la hegemonía de la dictadura del capitalismo mundial.

José Justiniano Lijerón es ex Dirigente de la Central Obrera Boliviana (COB)

viernes, junio 11, 2010

Cómo los Estados Unidos intentan desestabilizar el proceso de cambio en Bolivia

USAID

Entrevista a Hugo Moldiz Mercado, director de La Época

Hugo Moldiz Mercado, 46 años, abogado, comunicador social y magister en relaciones internacionales. Estudioso de las relaciones de América Latina con Estados Unidos. Ha sido corresponsal de la AFP, actualmente es director del semanario La Epoca de Bolivia. Forma parte del consejo editorial de Contexto Latinoamericano, es autor de: "Balance de los gobiernos de izquierda en América Latina", "Bolivia en los tiempos de Evo", "Reforma o Revolución en Bolivia" y otros trabajos.



Manola Romalo ¿ A finales de abril- principio de mayo, Bolivia ha sido el tereno de agitaciónes sociales: partes de la COB manifestaron para incremento de salarios, dos comunidades campesinas se enfrentaron durante algunos dias para emplementar una planta de citricos. ¿Ha habido ingerencia de agencias estadounidenses?

Hugo Moldiz Mercado : El conflicto tuvo dos aristas: una visible y otra encubierta. La primera fue la poca capacidad que el gobierno y las partes en conflicto tuvieron para ponerse de acuerdo, lo cual la realidad demostró después que era altamente posible dada la naturaleza del gobierno y su principal base social. La segunda tiene que ver con la subversión. Las agencias estadounidenses, particularmente USAID (United States Agency for International Development, por su sigla en inglés), (1) han estado presentes en el conflicto que se vivió en Bolivia entre abril y mayo, cuando se enfrentaron dos comunidades del norte de La Paz: Caranavi y otra Palos Blancos por la ubicación de una planta de cítricos que finalmente será instalada en ambas comunidades. Realizadas algunas averiguaciones, hay ciertos elementos como para pensar que USAID ha estado alentando tanto la protesta de la población de Caranavi como de la población de Palos Blancos. Es decir, no es que se parcializó con unos de los sectores sino más bien atizó el fuego en ambas poblaciones. Sin embargo, una anotación importante: USAID no ha creado el problema –eso sería darle en este momento un poder que no lo tiene- pero ciertamente ha explotado muy bien la disputa que ambas comunidades tenían por la instalación de una planta de citricos.

MR: ¿Qué pruebas hay?

HMM : Hay dos pruebas bastante contundentes y que deberían servir para hacer una investigación más profunda. La primera demuestra la relación económica y política de uno de los principales dirigentes de Caranavi, Acho, quién tenía por un lado, una relación anterior con una Dirección de control de coca; segundo, la relación de algunos dirigentes de Palos Blancos con USAID. Aquí tengo en mis manos precisamente otra documentación (2) que da cuenta de la relación de la FESPAI (Federación Sindical de Productos Agropecuarios de Iturralde-Alto Beni) con una organización estadounidense que canaliza recursos de USAID. Es la “Wildlife Conservation Society” (2). Un dirigente de apellido Mollarico también ha recibido, junto a otros, recursos financieros, por lo menos en los ultimos 2 años. Los recursos destinados hacia la Federación en el ultimo año es de 10.000 dolares. Pero, más allá del monto que se haya destinado a estos dirigentes, que en términos cuantitativos no es alto, llama la atención que esos dirigentes –vinculados al proceso de cambio- hayan ignorado las afirmaciones del Presidente Morales, quien ha señalado lo peligroso de la presencia de las agencias de EE.UU. en Bolivia. Por lo tanto es un hecho político a tomar en cuenta.

MR. ¿Cuál es ?

HMM : El hecho politico es que la presencia de los Estados Unidos en Bolivia ha tenido praticamente dos ejes: un eje de desestabilización sistemática y silenciosa a través de agencias - muchas de ellas han funcionado con recursos directos de USAID, (3) - vinculadas a programas de educación, acción cívica, apoyo a mujeres, a derechos humanos, etc., un proceso de subversión solapado, encubierto. Pero demás, ha tenido también un eje de acción directa, de confrontación directa con el gobierno. Es lo que ha sucedido durante la presencia del embajador de Estados Unidos Philip Goldberg (4) en Bolivia cuando de una manera absolutamente abierta y prepotente paraba más en el departamente de Santa Cruz, al oriente de Bolivia, que en la propia La Paz, donde está la sede de la Embajada de los Estados Unidos. Goldberg (5) se reunía con quienes trataron de alentar la división, la violencia en el país, a través de un golpe cívico-prefectural que contó incluso con la presencia de personas reclutadas en el exterior que tuvieron experiencia en la división de Yugoslavia. Entonces, lo que ha pasado en abril y mayo es nada más que la expresión de una de las dos modalidades de injerencia que Estados Unidos (6) desarrolla para subvertir el proceso de cambio boliviano. De ahí que esté plenamente justificada la expulsión de Golberg en septiembre de 2008, aunque seríamos ingenuos si pensamos que la maquina subversiva a dejado de funcionar.

MR: Cómo se manifiesta hoy la presencia estadounidense en Bolivia?

HMM: A pesar de que en septiembre de 2008 el gobierno boliviano expulsó al embajador estadounidense, la presencia de EE.UU. en Bolivia se mantiene. Yo diría, por un lado, que se mantiene de manera absolutamente encubierta. Voy a dar un dato, como ejemplo: La NDI y el IRI - los brazos políticos tanto de demócratas como de republicanos- están cerrando sus oficinas en Bolivia. Pero al mismo tiempo el Centro Carter está ampliando su presencia en Bolivia y está reclutando entre sus funcionarios a muchos ex-empleados de ambos institutos políticos.

MR: Trabajan en turno: mientras que unos se van, llegan otros.

HMM : Y lo mismo pasa actualmente con las otras subcontratistas de la USAID. A veces está la DAI ( Development Alternatives, Inc ), otras la Chemonics, luego la Casals & Associates, Inc. Y así sucesivamente. Hay una suerte de rotación con la presencia de este tipo de organizaciones estadounidenses en Bolivia. La DEA por ejemplo que ha sido expulsada de Bolivia el 1 de febrero de 2009, trabaja sin embargo en la frontera de Brasil con Bolivia atendiendo los mismos problemas que atendía dentro del país. Así se debe entender la injerencia que hizo el candidato de la burguesía a la Presidencia de la República, José Serra, el 27 de mayo, acusando al gobierno de Bolivia de ser complice en el tráfico de drogas, prácticamente de cocaina, hacía ese país (7). Esta declaración de Serra no fuera posible si no tuviera elementos informativos manipulados que tiene la DEA (“Drug Enforcement Administración” por su sigla en inglés ) sobre el movimiento del narcotrafico en Bolivia. Este es un tema politico. Pero hay un elemento adicional.

Hace poco ha sido secuestrado en Bolivia un narcotraficante de nombre William Rosales, cuyo paradero se desconoce y que ha permitido poner al descubierto la profunda penetración que el narcotráfico ha hecho en la policía boliviana. Pero existen algunos indicios de que Rosales fue herido hace más de 4 ó 5 meses en Bolivia, luego trasladado a una Clínica en la que contó con la protección, según se dice, de algunos policías. Lo curioso es que Rosales y el capitán Araujo (al que se lo acusa del secuestro y el asesinato de 6 guardaespaldas y colaboradores de Rosales), tenían relaciones con la DEA desde hace más de dos años. Entonces, estos hechos que podrían dar un cuadro preliminar en la que sobre un hecho real –de narcotráfico- se pretenda usarlo como un arma política con la intención de hacer ver a Bolivia como un país de narcotraficantes. Hay que seguir las pistas y sobre todo la forma como se desarrolle la subversión estadounidense los próximos meses.

MR. ¿ El gobierno de Evo Morales conoce las actuaciones subversivas presentes de esas agencias estadounidenses?

HMM : No podría ignorarlas. Creo que, sin embargo, hay un tema de relación de fuerzas. Y es que el gobierno, más allá de haber expulsado a la DEA, a la USAID, al embajador Goldberg, poco o nada puede hacer para evitar una presencia externa de los Estados Unidos en el país. Para evitar injerencias se tiene que contar con estados muy fuertes, con estados vigorosos. No hay que olvidarse que Bolivia, después de más de 183 años, está intentando construir un Estado que nunca ha tenido. Entonces uno de los desafíos que tiene el presidente Morales, su gobierno, es encontrar la manera de evitar que el aparato subversivo de Estados Unidos se siga moviendo en el país. Hay, con seguridad, una presencia solapada, subterránea, de agentes, nacionales y extranjeros, al servicio de Estados Unidos en varias instituciones estatales.

MR: En el referéndum historico del 25 de enero de 2009, 61,43 % de los bolivianos han votado la nueva Constitución Polìtica del Estado Plurinacional de Bolivia. ¿ Cuáles son los cambios fundamentales para la población de origen indigena?

HMM : La nueva Constitución tiene basicamente dos pilares centrales: por un lado, el reconocimiento del carácter plurinacional del Estado boliviano y segundo, la incorporación de cuatro tipos de autonomía. Ambas tienen obviamente vinculación. El reconocimiento de lo plurinacional significa que Bolivia deja de ser un estado monocultural - que fue una carácteristica del colonialismo - y se convierte en un estado que además de reconocer a la nación boliviana, reconoce la existencia de otras 36 naciones indigenas y originarias que existieron antes de la llegada de los espanoles a finales del siglo XV. Eso es una primera cuestión que hace justicia. Ahora, reconocer el carácter plurinacional del país, no implica reconocer solamente la existencia de diferentes maneras de hablar, de vestir o de comer. Implica reconocer que en este país existen diferentes ordenes civilizatorios, además de la civilización moderna. Esto otros ordenes civilizatorios no modernos que tienen profunda relación con la naturaleza tienen distintas maneras de producir, de distribuir, de hacer politica, de concebir la democrácia, de administrar justicia y de las relaciones humanas. Eso es la importancia de reconocer el carácter plurinacional del país y que se complementa con el tema de la autonomía.

Hablando de la autonomía, hay que hacer dos precisiones importantes: la primera, es que nunca el gobierno ni los movimientos sociales que protagonizan este proceso revolucionario en Bolivia se opusieron a la autonomía, que es lo que muchos medios de comunicación, incluso de izquierda en el exterior, han tergiversado y confundido. A lo que se opuso el gobierno y los movimientos sociales era a que la autonomía sea solamente sea departamental. Bolivia está dividida en departamentos, provincias, municipios y regiones (hay también cantones y otras unidades territoriales más pequeñas), pero las más importantes son las cuatro. Pero la oligarquía de este país quería solamente autonomía departamental.

MR: ¿Porqué?

HMM: Era la manera de construir oposición al presidente Morales. Porque una vez que la burguesía agroindustrial y latifundista había perdido el control del gobierno nacional, lo que querían los prefectos de la oposición era alojarse, es decir defender sus intereses desde los gobiernos departamentales. Entonces la propuesta del gobierno y de los movimientos sociales a la Asamblea Constituyente era reconocer cuatro tipos de autonomía: departamental, regional, municipal y autonomía territorial indígena. Las cuatro tipos de autonomía tienen igual jerarquía ante la Constitución, ninguna es más de otra. Por lo tanto, lo que estamos viendo con esta Ley de Transición es nada más que operativizar una verdadera democratización del poder politico en Bolivia. El poder politico baja y no se queda solo al gobierno nacional ni tan poco se queda solo en gobiernos departamentales, sino que baja hasta el último, hasta la unidad territorial más pequeña, por eso es la autonomía indigena, donde los indigenas aplicarán la democracia comunitaria en la forma de elección de sus autoridades, en la administración de sus recursos. Estos cuatros tipos de autonomía con igualdad jerárquica ante la Constitución es otra de las maneras de la ampliación de la democracía en Bolivia.

De los cuatros tipo de autonomía, a mi juicio, la más importante es la autonomía territorial indígena. Porque la autonomía territorial indigena es de donde el gobierno puede ir construyendo lo que llama el socialismo comunitario, para ir pasando de una experiencia local a un modelo de aplicación nacional.

MR. ¿ De qué manera?

HMM: En la Constitución boliviana se establece tres tipos de democracia: la democracia representativa, la democrácia directa y participativa y la democrácia comunitaria. Todos sabemos que la democrácia representativa es una democrácia que expresa la forma de organización capitalista moderna en la sociedad. La democracia participativa es la consulta, el referendum y otras formas de participación del pueblo en las construcción de decisiones. Y la democrácia comunitaria implica más bien que la pluralidad no se construye desde los partidos políticos, que las decisiones no parten de la diferenciación entre sociedad política y sociedad civil que hace la modernidad, que los poderes no están divididos, sino que la igualdad sustantiva y la pluralidad sustantiva se construye desde la comunidad.

MR: Al contrario de los pueblos indigenas de America Latina que pratican este tipo de democracía desde siglos, la izquierda europea tarda a encontrar el camino para salir del desastre politico-economico traido por el neoliberalismo de los últimos 20 anos...

HMM: Es muy difícil que Europa entienda esto. Europa debe estar convencida de una cosa, incluyendo a la izquierda europea: en Bolivia hay una crítica radical a la modernidad. Y la modernidad implica una forma de ver el mundo. Y desde Bolivia se ha ido recuperando otras formas no capitalistas de ver el mundo, incluso recuperando el pensamiento de Marx. Para mi Marx tuvo una crítica radical a la modernidad, porque criticar a la modernidad es criticar el capitalismo. A mi juicio, lo que se está planteando desde Bolivia es la construción de un nuevo paradigma que resuelva ya no solo la manera en que los hombre producen y distribuyen la riqueza, que fue el paradigma que alentó a la izquierda a luchar contra el capitalismo en Europa. Hoy ese paradigma es insuficiente. El mundo ya no solamente necesita una nueva manera de producir y de distribuir riqueza, el mundo necesita una nueva manera de relacionarse con el Planeta, es decir de reproducir la vida. Ya no se trata de una interpretación esoterica o metafísica: el Planeta está cada vez en riesgo y junto al Planeta el ser humano...

MR: Basta mirar la actual catástrofe ecológica creada por la British Petroleum en el Golfo de Mexico, visto que los Estados Unidos no quieren promulgar leyes para controlar a las multinacionales del petroleo...

HMM : Hay terremotos donde no tenía que haber, hay inundaciones donde no tenía que haber, hay sequías donde se suponía que no debía haber; entonces el Planeta no requiere del acuerdo impuesto en Copenhague, y que al parecer quiere volver a ser repetido en diciembre de este año en Cancún (Mexico). El Planeta necesita una nueva manera de vivir, de procucir, de pensar, es una nueva manera de reproducir la vida. Esto es lo que se está intentando construir desde Bolivia, a pesar de la contradicciones que puedan haber en el desarrollo de esta revolución: Este es el modesto aporte que Bolivia le quiere dar al mundo, Incluso a la izquierda europea que a veces se olvida mucho de los grandes aportes de Marx. En Bolivia, el sujeto transformador no es la clase obrera, porque este es un capitalismo distinto a europeo, tanto a la realidad europea de los siglos XIX y XX, como a la Europa del siglo XXI en la que la relación capital Vs trabajo ha adoptado múltiples formas en los últimos 15 años. El sujeto revolucionario en países como Bolivia es un sujeto campesino, indígena y popular que reúne en un solo a la clase –por tanto la lucha anticapitalista- y a las naciones –por tanto lucha anticolonial-. Entonces del desconocimiento de esa realidad nacen las dificultades que se tiene desde Europa y su racionalidad moderna para entender lo que está pasando en Bolivia.

Paises como el de Bolivia no tienen más otra opcíon de luchar contra cualquier forma de expresión del capitalismo. De allí que el Presidente Morales señale siempre el carácter anticapitalista de esta revolución. Hay que estar convencidos, sin embargo, que la transición del capitalismo a una sociedad socialista y comunitaria será larga. La transición será muy larga, porque habrá que considerar factores internos y externos.

La revolución debe ser planetaria o al menos continental para avanzar, pero al mismo tiempo no hay que pensar que es simultánea. Cuba le ha aportado a América Latina con más de 50 años de resistencia, ahora Bolivia, donde más condiciones objetivas para el “salto” se tienen respecto de otros países, debe sumarse a esa irradiación emancipadora.

Pero una cosa es segura: en Bolivia se han dado pasos que a mi juicio son irreversibles. Y la irreversibilidad está: 1) en la gran inclusión indígena y campesina, 2) en el proceso de democratización porque hay un desborde de la democracia formal y representativa, hay en construcción una democracia que no tiene limite. Es una sociedad cada vez más efectivamente democrática y no formalmente democrática, como en otros países del mundo, donde la democracia se reduce solamente al voto del ciudadano. Esto hace una revolución democrático-cultural desde el punto de vista de la transformación del sistema capital.

1. Fondos de la USAID para desestabilizar a Bolivia: http://www.jeremybigwood.net/BO/2008-USAID/20061219.1107-BO-USAID-F-00322-DRL_funding-email.pdf

2. Wildlife Conservation Societiy, agencia de la USAID: http://pdf.usaid.gov/pdf_docs/PDACM888.pdf

3. Investigación del periodista Jeremy Bigwood sobre las actividades de la USAID en Bolivia:

https://nacla.org/node/5094

4. Carta abierta de la publicista canadiense Naomi Klein: http://www.naomiklein.org/articles/2008/09/open-letter-regarding-bolivia

5. http://www.bigwood.biz/Bolivia_docs/20070214-BO-DoS-U.S._Embassy_lunch_%7Bcooption%7D_of_indigenous-.pdf

6. En otro documento desclasificado, uno de los puntos dice claramente: “Más seguimiento y apoyo a los pasantes indígenas en la USAID y la Embajada, para construir y consolidar una red de graduados que aboguen por el Gobierno de Estados Unidos en áreas claves: http://www.jeremybigwood.net/BO/2008-USAID

7. http://latercera.com/contenido/678_263267_9.shtml

miércoles, junio 02, 2010

El ataque israelí contra la Flotilla de la Libertad a Gaza forma parte de una agenda militar más amplia


“Operación Venganza Justificada”

Global Research
Traducido del inglés para Rebelión por Sinfo Fernández

El criminal de guerra y Primer Ministro de Israel Netanyahu, ése que directamente ordenó el ataque contra la flotilla internacional a Gaza, estaba de visita oficial en Canadá en el momento en que se produjo el ataque israelí.

El ataque constituye un acto de piratería que viola la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar.

La última acción de Netanyahu, que ha servido para asesinar a más de diez personas y herir a sesenta, constituye un acto criminal perpetrado en aguas internacionales. (BBC News, “Deaths as Israeli forces storm Gaza aid ship”).

En un reciente comunicado, ¡qué cruel ironía!, Netanyahu se había comprometido a llegar a la paz con Palestina: “Queremos avanzar tan rápidamente como sea posible hacia las negociaciones directas, porque el tipo de problema que tenemos con los palestinos tiene que resolverse en paz y eso sólo puede conseguirse si nos sentamos juntos a hablar”.

* * *

El ataque del 31 de mayo es continuación de la “Operación Plomo Fundido” iniciada a finales de diciembre de 2008. El objetivo perseguido era imponerle a Gaza el estatuto de prisión urbana de facto.

La “Operación Plomo Fundido” formó parte de una operación militar y de inteligencia más amplia que se inició cuando en 2001 comenzó a gobernar Ariel Sharon. Fue bajo la “Operación Venganza Justificada” de Sharon cuando empezaron a utilizarse aviones de combate F-16 para bombardear ciudades palestinas. El ataque contra la Flotilla de la Libertad forma parte de la lógica de transformar Gaza en un campo urbano de concentración.

En julio de 2001, el Jefe del Estado Mayor del ejército israelí Shaul Mofaz presentó ante el gobierno de Ariel Sharon la “Operación Venganza Justificada” bajo el título de “La destrucción de la Autoridad Palestina y el desarme de todas sus fuerzas armadas”. También recibía el nombre de “Operación Dagan” por el General (retirado) Meir Dagan, que actualmente dirige el Mossad, la agencia de la inteligencia israelí. (Véase Ellis Shulman: “Operation Justified Vengeance, A Secret to Destroy the Palestinian Authority”, Global Research, 2002).

Meir Dagan, en coordinación con sus homólogos estadounidenses, estaba encargado de diversas operaciones militares y de inteligencia. Es preciso señalar que en 1982, cuando Meir Dagan era un joven coronel, colaboró estrechamente con el entonces Ministro de Defensa Ariel Sharon en los ataques contra los campos de refugiados palestinos situados en Beirut.

La invasión por tierra de Gaza de 2009 ostentó ciertas semejanzas con la operación militar de 1982 desencadenada por Sharon y Dagan.

No hay duda de que Dagan, como jefe de la inteligencia israelí, ha tomado parte también en la decisión de lanzar el ataque contra la Flotilla de la Libertad.

¿Se tomó la decisión tras consultar con Washington?

El 26 de mayo, el ejército israelí confirmó que iba a enfrentarse a la Flotilla de la Libertad en aguas internacionales, dando a entender que a bordo de los buques podían viajar elementos terroristas:

    “Como parte de la preparación militar, la marina llevó a cabo un ejercicio en virtud del cual interceptaba barcos y arrestaba pasajeros.

    El Comandante de la marina, el Teniente General Eliezer Marom dijo que las fuerzas de la marina utilizarían todas las medidas a su alcance para proteger las vidas de los soldados y asegurar que no hubiera elementos terroristas ni explosivos en los buques.

Es de destacar que antes de que se hiciera ese anuncio, el ejército israelí lanzó una campaña de relaciones públicas, describiendo la Flotilla como un “acto de provocación”:

    El Jefe de la Autoridad de Enlace y Coordinación de Gaza, el Coronel Moshe Levi, convocó una conferencia de prensa y dijo que no había carencia de alimentos y suministros en la Franja.

    “La flotilla planeada a Gaza es un acto provocativo innecesario bajo las condiciones que en estos momentos se dan en la Franja de Gaza, donde la situación humanitaria es buena y estable” dijo, añadiendo que Israel permite que entren en Gaza muchos productos, y que sólo limita los que puedan servirle a Hamás para avanzar en sus actividades terroristas”. (Ibid)

Washington era plenamente consciente de la naturaleza y las probables consecuencias de la operación naval del ejército israelí en aguas internacionales, incluso del asesinato de civiles. Hay indicios de que la decisión se tomó consultando con Washington.

El papel de Rahm Emmanuel

El Jefe de Gabinete de Obama en la Casa Blanca, Rahm Emmanuel, se encontraba en Israel la semana anterior al lanzamiento del ataque contra la Flotilla de la Libertad.

Aunque realizaba una visita privada, Rahm Emmanuel se reunió el 26 de mayo con el Primer Ministro Netanyahu, con quien mantuvo discusiones al más alto nivel. Y ese mismo día el ejército israelí confirmó que lanzaría una operación militar contra la Flotilla. El 26 de mayo, Rahm Emmanuel extendió también una invitación a Netanyahu para que se reuniera con el Presidente Obama a primeros de junio después de su prevista visita oficial a Canadá. Tras los últimos acontecimientos, Netanyahu canceló su viaje a EEUU y regresó a Tel Aviv.

La agenda militar más amplia

No debe pasar inadvertido que el ataque contra la Flotilla coincidió también con los simulacros bélicos conjuntos de Israel y la OTAN contra Irán. Según el Sunday Times, “Está previsto el despliegue por el Golfo, cerca de la línea costera iraní, de tres submarinos israelíes construidos en Alemania y equipados con misiles nucleares de crucero”. (Véase en ZeroHedge: “Israel Deploys Three Nuclear Cruise Missile-Armed Subs Along Iranian Coastline).

    “El centro de la defensa y los negocios de Israel sigue siendo la ciudad más amenazada del mundo”, decía un experto. “Hay más misiles por metro cuadrado apuntando contra Tel Aviv que a cualquier otra ciudad” dijo.

    … El primero [submarino] se envió en respuesta a los temores israelíes de que los misiles balísticos desarrollados por Irán, Siria e Hizbulá (organización política y militar del Líbano) pudieran alcanzar lugares en Israel, incluyendo bases aéreas y de lanzamiento de misiles.

    Los submarinos de la Flotilla 7 –Dolphin, Tekuma y Leviathan- visitaron antes el Golfo. Pero la decisión se ha tomado ahora para asegurar la presencia permanente de al menos una de las naves.

    El comandante de la flotilla, identificado sólo como “Coronel O”, dijo a un periódico israelí: “Somos una fuerza de asalto submarina. Actuamos a mucha profundidad y lejos, muy lejos, de nuestras fronteras”.

    … Se ha preparado el despliegue para actuar como fuerza disuasoria, para reunir información de inteligencia y, potencialmente, para desembarcar agentes del Mossad. “Somos una base sólida para recoger información sensible, ya que podemos estar mucho tiempo en un lugar”, dijo un oficial de la flotilla.

    Los submarinos podrían utilizarse si Irán continúa con su programa para producir una bomba nuclear. “Los 1.500 kilómetros de alcance de los misiles de crucero que llevan los submarinos pueden alcanzar cualquier objetivo en Irán”, dijo un oficial del navío.

    Al parecer, en respuesta a toda esa actividad israelí, un almirante iraní dijo: “Cualquiera que esté dispuesto a llevar a cabo un acto de agresión en el Golfo Pérsico, recibirá por nuestra parte una respuesta enérgica”.

    La urgente necesidad de Israel de impedir una alianza Irán-Siria-Hizbulá quedó patente el pasado mes. Se dijo que Ehud Barak, el Ministro de Defensa, había mostrado al Presidente Barack Obama imágenes secretas por satélite de un convoy de misiles balísticos que salían de Siria camino de las bases de Hizbulá en el Líbano. (Énfasis añadido)

Mientras todos esos despliegues navales se ponían en marcha en el Golfo Pérsico, Israel se implicaba también en simulacros de guerra en el Mediterráneo. Esos simulacros, denominados “MINOAS 2010”, se llevaron a cabo en la base aérea griega de la Bahía de Souda, en la isla de Creta.

Asimismo, después de la decisión adoptada contra las armas nucleares de Israel bajo los auspicios del Tratado de No Proliferación, la Casa Blanca reafirmó no sólo su apoyo a Israel, sino también al potencial de armamento nuclear de Israel. El comunicado emitido un día antes del ataque a la flotilla indica el apoyo de EEUU “a las capacidades estratégicas y de disuasión de Israel”, incluyendo también el lanzamiento de un ataque nuclear preventivo contra Irán:

    “Una alta fuente política en Jerusalén manifestó el domingo que Israel había recibido garantías del Presidente estadounidense Barack Obama en el sentido de que EEUU mantendría y mejoraría las capacidades estratégicas y disuasorias de Israel.

    Según dicha fuente, “Obama dio [al Primer Ministro Netanyahu] garantías inequívocas que se referían también al reforzamiento de las relaciones israelíes-estadounidenses”.

La presencia del jefe de gabinete de Obama Rahm Emmanuel en Tel Aviv tuvo indudablemente mucho que ver en la oportunidad del comunicado del domingo 30 de mayo, así como el ataque simultáneo contra la Flotilla de la Libertad.

El asesinato de civiles desarmados formaba parte del mandato del comando naval israelí. Constituía también una parte integral de la lógica de la “Operación Venganza Justificada” de Dagan, que presenta a Israel como la víctima en vez del autor del crimen y utiliza las muertes de civiles “de ambas partes” para justificar un proceso de escalada militar.

La acción del ejército israelí ha desencadenado una oleada de indignación por todo Oriente Medio. No hay duda de que también provocará una respuesta de las fuerzas de resistencia palestina, incluyendo posibles ataques de suicidas-bomba dentro de Israel, lo que Israel podría después utilizar como pretexto y justificación para lanzar una operación militar más extensa.

En los informes de los medios occidentales se presenta a Irán como el gran apoyo de Hamás y se dice asimismo que la Flotilla de la Libertad estaba respaldada por una alianza tácita entre Hamás e Irán. Una vez más, las realidades se trastornan y desbaratan. Israel es la víctima. En boca de Benjamin Netanyahu: “Nuestros soldados tenían que defenderse y defender sus vidas.”

Palabras de Netanyahu en la sesión informativa de prensa celebrada en Ottawa:

    “Los soldados habían abordado el navío para comprobar que no transportaba cohetes, misiles o explosivos hacia Gaza que pudieran utilizarse en ataques contra Israel, dijo. Pero se les acosó, aporreó, golpeó, acuchilló, incluso hay informes de disparos, y nuestros soldados tuvieron que defenderse, defender sus vidas o les habrían matado”, dijo el lunes durante una entrevista con el Primer Ministro Stephen Harper.

    Y Netanyahu añadió: “Desgraciadamente, en ese intercambio murieron al menos diez personas. Sentimos mucho esa pérdida de vidas. Lamentamos que se desencadenara la violencia. Me gustaría desear una rápida recuperación a los heridos, entre ellos cuatro de nuestros propios soldados”. (Cita del Toronto Star, 31 de mayo de 2010)

Mientras tanto, un portavoz de la Casa Blanca ha confirmado que los Estados Unidos “lamentan profundamente la pérdida de vidas y la situación de los heridos”. Pero la administración Obama no ha condenado la acción de Israel: La administración está “actualmente trabajando para poder entender las circunstancias que han rodeado esta tragedia”. (Véase The Associated Press: “Obama administration concerned about Gaza incident”)

***

Para ampliar la información sobre la Operación Plomo Fundido y la Operación Venganza Justificada, véase:

Michel Chossudovsky: “The Invasion of Gaza: “Operation Cast Lead”, Part of a Broader Israeli Military-Intelligence Agenda, Global Research, enero 2009. [Traducción al castellano en Rebelión: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=78421]

Nota de la T:

[*] Véase el artículo de Jonathan Cook “Las armas nucleares de Israel surgen de entre las sombras” en: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=106714

Fuente: http://www.globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=19447

rCR